Ciertas opciones de la página requieren tener javascript activado. Habilítelo cambiando las opciones de su navegador e inténtelo de nuevo

Usted se encuentra en Sector General
Muy buenas noches
Hora:
Jueves, 17 de Noviembre de 105









Miembro
Nombre:
Contraseña:


Usted es el visitante Nº
Hit Counter


Talar de Pacheco
Country


Historia
 
Historia Country Historia Tierras General Pacheco Rogelia Vidal Núñez


Historia de las tierras...

La madre de Dolores Reynoso (esposa del Gral. Pacheco) Aguada Mas de Sexar y Barreira, falleció años antes del casamiento de Dolores con Ángel Pacheco, y para esa época su padre Domingo Reynoso, ya estaba casado en segundas nupcias con María Ignacia Riglos, la familia Riglos tenía tierras en Tigre, que se conocían como " El Rincón del Riglos". El Futuro General Pacheco, tuvo un trato muy familiar con su consuegra, y posiblemente por ella conoció a fondo las tierras del Tigre. Ángel Pacheco hombre de campo, conocedor de la crianza de caballos y vacas, y a su vez experimentado agricultor, apreció estas tierras, y en 1827 compró miles de hectáreas a varios terratenientes, entre estos a miembros de la familia López Camelo, quienes a su vez las habían comprado a los descendientes de los primeros propietarios, beneficiarios por Juan de Garay al fundador de la Ciudad de Buenos Aires a mediados del siglo XVI
En 1855, algunos herederos de López Camelo, promovieron un juicio contra el general Pacheco, argumentando que quienes los había representado como apoderado en la compraventa no tenía poder suficiente. Éste juicio duró hasta 1912, tiempo en que ésta tierra había sido heredada por José Agustín Pacheco Anchorena (nieto del Gral. Pacheco), se arriba a un acuerdo, quedando una fracción de éstas (hoy estación López Camelo), en poder de ésta antigua familia.
Al morir en 1869 el Gral. Pacheco deja un testamento, por el cual lega el "casco de El Talar" y parte de sus tierras a su hijo José Felipe Pacheco Reynoso, también heredan parte de la estancia otros de sus hijos : Román Pacheco Reynoso recibe lo que hoy es el centro de la Ciudad de Pacheco, su hija María Elvira Pacheco Reynoso casada con Torcuato de Alvear, recibe la parte que hoy conforma Don Torcuato.
Al morir José Felipe, el "casco" pasa sucesivamente por herencia a : José Agustín Pacheco Anchorena, luego a José Carlos Pacheco Alvear y finalmente a José Aquiles Pacheco Pirovano, que cuando se suicida en 1981 deja como herederos testamentarios a su segunda esposa (casada por Méjico) Patricia Berkier y a sus supuestos amigos José Eugenio Peralta Martínez y José Juan Manny Lalor, su primer esposa Marta Micheo renunció a la herencia a pesar de que legalmente era la única heredera.
Finalmente los beneficiados por el testamento, vendieron a una sociedad integrada por la familia Ganzábal, quienes tuvieron la visión de ver en éste famoso casco de la estancia " El talar" un excelente Country Club, que hoy muchas familias tienen la suerte de disfrutar.


     
El General Pacheco

"Era cultísimo, galante con las damas, tenía el raro don de que todos se sentían bien con él, desde el más humilde soldado hasta el mas encopetado personaje."
"Era una figura singularmente severa, de estatura mediana, tieso de cuerpo, erguida la cabeza, siempre irrevocablemente vestido de uniforme, y habían cimentado su pasión ferviente, dominante, absoluta, por la carrera militar. Era la síntesis del caudillo y del jefe de milicianos.



ERNESTO QUESADA
(Su mejor biógrafo que se casó con su nieta Eleonora, hija de Ramón Pacheco)